Reducir los residuos textiles en Europa

Reducir los residuos textiles en Europa es el objetivo claro de la resolución legislativa aprobada el 13 de marzo por el Parlamento Europeo. Dicha resolución supone la revisión de la Directiva Marco de Residuos y logra un importante avance, no sólo para reducir los residuos textiles, sino también para fortalecer a las entidades de la Economía Social.

Reforzar la Responsabilidad Ampliada del Productor (RAP)

Reducir los residuos textiles en Europa es necesario y pasa por la ampliación de los sistemas de RAP. El Parlamento Europeo así lo ha comprendido, en parte gracias a las reivindicaciones de las entidades de la Economía Social que gestionan residuos.

Justo el día anterior, la red europea RREUSE, a la que AERESS pertenece, emitía una carta abierta a los responsables políticos para lograr que la posición oficial del Parlamento Europeo potencie la necesaria labor de las entidades de la Economía Social. De esta manera, con esta carta firmada por más de 80 entidades sociales europeas, se ha logrado que la posición oficial del Parlamento incluya los siguientes puntos:

  • Cobertura total de costes para las empresas sociales
  • Primar el principio de proximidad en la clasificación de residuos
  • La toma de decisiones relativa a la RAP debe contar con la participación plena de las empresas sociales
  • La RAP debe financiar la reparación y preparación para la reutilización de residuos textiles gestionada por empresas sociales
  • Reforzar la lucha contra la fast fashion
  • Dificultar la instalación de contenedores de recogida ilegal estableciendo un sistema de registro y permisos necesarios más estricto
  • Alinear la financiación a la jerarquía de residuos, anteponiendo la prevención, y la preparación para la reutilización al reciclaje

El acuerdo del Parlamento Europeo para reforzar los sistemas de RAP supone, en la práctica, que los fabricantes de textiles que se venden en la Unión Europea deberán cubrir los costes de recogida, clasificación y reciclado de sus residuos por separado. La Comisión Europea había propuesto un plazo de 30 meses para que los Estados miembros acometan estos sistemas, pero ayer, con el acuerdo alcanzado, este plazo se reduce a 18 meses.

Preparación para la reutilización textil en la planta de selección de una entidad de AERESS

Reducir los residuos textiles en Europa es posible

Desde AERESS, como miembros de RREUSE y como actores principales en la transición ecológica socialmente justa, celebramos este nuevo paso hacia la necesaria reducción de residuos en que las entidades sociales son pioneras. La carta abierta de RREUSE que reclamaba a los actores políticos estos importantes avances, fue firmada por más de 80 entidades sociales. La unión y la cohesión de criterios ha sido clave para este logro que seguiremos con atención en sus futuros desarrollos legislativos