Fin de etapa del programa B-Mincome

Durante estos doce meses hemos dado un golpe de mano a un total de 8 escuelas y un Ateneo del distrito de Nou Barris, y de 12 escuelas y 3 centros sociales al distrito de San Andreu para hacer que sus espacios exteriores sean más acogedores y verdes. Nuestras actuaciones se han basado principalmente en la aportación de mobiliario a partir de madera reciclada, ayudando y asesorando los docentes y jóvenes para poner en marcha los huertos, haciendo el mantenimiento de las zonas exterior y, incluso, montando nuevos espacios de huerta escolar y tablas de cultivo.

El impacto en las escuelas y espacios sociales y el agradecimiento por parte de los centros ha hecho que la motivación del equipo de trabajo sea muy buena, como un tipo de tándem trabajadores/se-escuelas, mejorando la elaboración de los diseños y la adecuación según el espacio hasta ser unos verdaderos profesionales.

Como conclusión podemos deducir que los espacios verdes exteriores son esenciales y muy valiosos en las escuelas, y más en las grandes ciudades, donde predomina el cemento por norma general. Por eso es que cerramos este año de proyecto muy satisfechas y con ganas que las escuelas y centros disfruten de la semilla que hemos posado todos los participantes del proyecto.

Por último dar las gracias a todas las personas que han hecho posible esta acción.

Os deseamos un muy buen verano y mucha reutilización y brotes verdes en él!