Digitalizar la recuperación textil

Digitalizar la recuperación textil para mejorar la gestión de este tipo de residuos es el objetivo del Proyecto «Tejiendo rutas digitales». Este proyecto ha unido a cuatro entidades de AERESS, y acaba de arrancar sirviendo de ejemplo e impulso para otras entidades dedicadas a la recuperación de residuos.

Digitalización de contenedores textiles

«Tejiendo rutas digitales» es el proyecto con el que Recumadrid, Solidança, Fundació Deixalles y ADAD L’Encant han puesto en marcha la incorporación de sensores volumétricos a los 1.346 contenedores textiles que gestionan en Madrid, Cataluña y las Islas Baleares. Estos sensores cuentan con un láser óptico 3D que permite su control desde una plataforma digital cooperativa. Así se mejora la trazabilidad en la recogida y gestión del residuo textil.

Digitalizar la recuperación textil, con la instalación de estos sensores, va a permitir la optimización de los procesos de trabajo de los vehículos que llevan a cabo la recogida de residuos textiles. Las entidades de AERESS potencian así su compromiso medioambiental. No sólo continúan desarrollando una necesaria gestión del residuo textil, sino que, de esta manera, al tener la ubicación exacta y el volumen concreto de los contenedores, pueden programar mejor las rutas de los vehículos de recogida, evitando aquellas innecesarias y reduciendo la huella de carbono.

Del mismo modo, esta digitalización por sensores permitirá reducir las incidencias asociadas al vandalismo o la sobreacumulación de residuo textil, reduciendo los costes que provocan dichos incidentes.  

Inicio de la instalación de sensores y formación técnica en un centro de recuperación textil de Solidança

Digitalizar la recuperación textil y fomentar la cohesión social

Los sensores volumétricos han sido proporcionados por la empresa holandesa Nordsense que, además, ha impartido una formación técnica. Las entidades de AERESS se dedican a la recuperación de residuos fomentando la creación de empleo digno para personas en situación de vulnerabilidad, así como el desarrollo de itinerarios de inserción laboral para dichas personas. La formación técnica fomenta la digitalización de aquellas personas que se encuentran realizando itinerarios de inserción.

«Tejiendo rutas digitales» es un muy importante y necesario proyecto que aúna transformación digital, crecimiento sostenible e inclusivo, cohesión social y resiliencia económica.

El proyecto cuenta con el apoyo de la Unión Europea, dentro del Plan de Recuperación, Transición y Resiliencia. El plan está financiado por Next Generation EU y el Ministerio de Trabajo y Economía Social. Es una muestra de la importancia de las entidades de la Economía Social y Solidaria en la transición hacia la circularidad y la justicia social.