Derecho a reparar en Europa

Derecho a reparar en Europa es lo que se busca asegurar con un acuerdo provisional alcanzado por el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE. Un acuerdo sobre un proyecto de ley con los objetivos claros. Reducir la generación de residuos, fomentar la reutilización y hacer más accesibles y rentables las reparaciones de productos.

Garantizar el derecho a reparar de los consumidores

Gracias al acuerdo alcanzado, los consumidores se beneficiarán de una serie de derechos que facilitarán las reparaciones de productos una vez expirada la garantía legal. Esto propiciará un menor consumo y, por tanto, una menor generación de residuos.

RREUSE, la red europea de entidades de la economía social dedicadas a la reutilización de la que AERESS forma parte, ha reconocido públicamente el avance que supone este acuerdo. De entre las medidas de dicho acuerdo, destacan las siguientes:

  • Los fabricantes estarán obligados a suministrar piezas de recambio a precios razonables. Igualmente, tendrán prohibido obstaculizar el uso de piezas de repuesto de segunda mano e impresas en 3D por talleres independientes.
  • Los Estados deberán aplicar al menos una medida para aumentar la asequibilidad de la reparación. Esto incluye el establecimiento de incentivos financieros o fiscales, como fondos de reparación y reducciones del IVA.
  • Las iniciativas de reparación dirigidas por la ciudadanía, como los «repair cafés», se integrarán en una plataforma europea en línea que facilite opciones locales de reparación en toda la UE.

Desde RREUSE destacan también la importancia para alcanzar este logro de la campaña europea «Right to Repair», de la que forman parte.

Preparación para la reutilización de electrodomésticos en una de las entidades AERESS

Reparación a precios asequibles

Derecho a reparar en Europa a precios asequibles, es una de las prioridades de la Eurocámara. En este aspecto, y como destaca RREUSE, entre las medidas que deben adoptar los estados miembros, están los vales y fondos de reparación, campañas de información, cursos de reparación y reducción del tipo de IVA para los servicios de reparación de productos. De esta forma, se logrará que reparar productos sea más fácil y barato que comprar otros nuevos.

Una vez publicada la Directiva en el Diario Oficial de la UE, los Estados miembros dispondrán de 24 meses para incorporarla a su legislación nacional.

Desde AERESS celebramos este acuerdo, que supone un importante avance para prolongar la vida útil de los productos, reducir la producción de residuos y potenciar modelos de economía sostenibles y circulares como el que venimos años desarrollando todas las entidades de la Economía Social y Solidaria.